Pedófilo confesó brutal crimen contra minireina ocurrido hace 20 años

0
1627

Asfixia por estrangulamiento luego de un severo traumatismo craneal. Esa fue la razón por la que la pequeña reina de belleza estadounidense, Jonbenét Ramsey de 6 años, falleció en 1996.

Hasta hace unas semanas, el crimen había sido todo un misterio, pues la policía no había logrado dar con los autores del asesinato. No obstante, el reo norteamericano condenado por pedofilia, Gary Oliva de 54 años, confesó. “¡Maté a JonBen Ramsey!”, escribió, según consigna Daily Mail.

La historia comenzó cuando los padres de Ramsey, la modelo Patricia “Patsy” Ramsey y el empresario John Bennett Ramsey, no encontraron a su pequeña en la casa, aunque sí hallaron una nota de un supuesto secuestrador.

“Sr. Ramsey: ¡Escuche cuidadosamente! Somos unos individuos que representamos a un pequeño grupo de residentes extranjeros. Respetamos sus negocios, pero no el país donde los desarrolla. En este momento tenemos a su hija. Ella está sana y salva, y si usted desea que esté viva en 1997, debe seguir nuestras instrucciones al pie de la letra”, decía la carta.

En las líneas siguientes le pedían dinero y le entregaban instrucciones precisas sobre cómo debía ser el intercambio. No obstante, luego de revisar nuevamente la casa, se encontraron un panorama desolador: la niña estaba muerta.

Cuando vieron el cuerpo envuelto en una sábana blanca, en su casa, tenía cinta adhesiva en la boca, los brazos amarrados sobre su cabeza, una cuerda plástica alrededor de su cuello y múltiples lesiones.

Por varios meses, las sospechas estuvieron en su propia familia. A la policía le parecía curiosa la actitud defensiva de los padres y que hubiesen contratado tanto personal experto tras el hecho, pues se asesoraron por dos abogados criminalistas, un investigador privado y un relacionador público.

No obstante, luego de esta declaración, todo habría llegado a su fin. El portal británico Daily Mail accedió a cartas que el condenado envió a su excompañero de escuela Michael Vail, en las que aseguró que la mató por accidente.

“La dejé caer y su cabeza se partió por la mitad y la vi morir. Fue un accidente”, dice el escrito.

El hombre, que actualmente se encuentra encarcelado en Limon Correctional Facility, de Colorado, fue detenido luego que se le encontrara material pornográfico infantil. Además, anteriormente había sido apresado por agredir a la madre de la pequeña asesinada.

En una de las cartas, Oliva escribió: “Nunca amé a nadie como hice con JonBenét y, sin embargo, la dejé escapar y su cabeza se partió por la mitad y la vi morir. Fue un accidente. Por favor creeme. Ella no era como los otros niños“.

En otra, especificó que “JonBenét me cambió por completo y me quitó todo mal. Solo con un vistazo a su hermoso rostro, su hermosa piel radiante y su divino cuerpo divino, me di cuenta de que estaba equivocado al matar a otros niños. Sin embargo, por casualidad ella murió y fue mi culpa”.

En los escritos, Oliva no explica por qué estuvo en la residencia Ramsey durante esa jornada, aunque investigaciones de la policía han demostrado que el hombre usaba una dirección a 10 cuadras del lugar donde fue encontrado el cuerpo.

¿QUÉ OPINAS? DEJANOS UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here